Botn VOLVER

La habitación azul-Suzanne Valadon

Suzanne Valadon, la independencia de una artista

Suzanne Valadon
La independencia de una mujer en el París de la Belle Époque.

Artista muy controvertida en el aspecto artístico y personal que posó para artistas como Renoir o Henri Tolouse Lautrec.

De ellos aprendió mucho y supo hasta lograr crear su propia obra.

251820
Suzanne Valadon. Mujer en un sofá. Oleo sobre lienzo. 1917

“Mujer sobre un sofá”. Oleo sobre lienzo. Suzanne Valadon. 1917.

Entre finales del siglo XIX y principios del XX hasta que da comienzo la Segunda Guerra Mundial se da un periodo muy corto en Francia pero del que surgen grandes artistas así como nuevos movimientos artísticos.

Este periodo se conoce con el nombre de Belle Epoque”. Aunque en este periodo de tiempo parece ser una época de esplendor de la sociedad, sin embargo no lo fue así para la gran mayoría. En este ambiente aparentemente de opulencia y prosperidad, la mujer tenía un papel muy limitado en todos los sentidos.

Por otro lado en esta época es en la que las mujeres se rebelan y no aceptan muchas de las cosas instauradas en la sociedad.

En este mundo vivió una mujer que no lo tuvo nada fácil para conseguir llegar a dedicarse a la pintura y demostró que había otros modos de vivir. Hubo muchas más que pelearon por su libertad aunque en esta ocasión me voy a centrar en Suzanne Valadon

251822
Fotografía coloreada de Suzanne Valadon

Suzanne Valadon en una fotografía coloreada

Sobre Suzanne Valadon se cuentan muchas cosas pero lo difícil es conseguir averiguar la verdad ya que fue una persona que tendía a la fantasía y a exagerar o inventar en ocasiones y dependiendo de la circunstancia ciertos aspectos de su vida. Por lo tanto hay mucho de ella que se ha exagerado, también favorecido por el mito que entorno a su persona se crearía.

Nació en 1865 cerca de París, en Bessines-sur-Gartempe y fue hija de clase humilde. Se conoce a la madre pero no al padre. Algo que con los años también le sucedería a ella con su hijo el también pintor Maurice Utrillo.

Su madre se dedicaba a tareas del hogar y ayudar a diferentes familias lavando y planchando ropa y otras tareas del hogar. No hay datos acerca del padre por lo que lo único que se conoce es la relación que tuvo con la madre.

Con cinco años se trasladan a París, en concreto al conocido barrio de Montmatre. Este barrio en las afueras de París situado sobre una colina, era como un pequeño suburbio donde vivías gentes de clase obrera y que se mezclaban con artistas que vivían allí al ser más económico que el centro de París y podían permitírselo.

También existía un cierto ambiente nocturno que llamaba la atención de artistas como Henri de Tolouse-Lautrec entre otros, que acudían a los bailes que se organizaban en los diferentes garitos y locales como el Moulin de la Galette o Le Chat Noir para retratar a todas las personas que allí se daban cita.

Estos antiguos molinos donde se fabricaba un pan que tenía mucha fama, se habían reconvertido ahora en lugares de encuentro para toda la fauna nocturna de la época.

Artistas, poetas, prostitutas, bailarinas y cantantes, pero también hombres de clase más alta que viajaban desde otros barrios de París hasta aquí para conseguir el anonimato y divertirse con estas mujeres más libres. Suzanne Valadon se cría en este ambiente a la vez que estudia en un colegio de monjas. 

251824
Suzanne Valadon pintada por Tolouse Lautrec

Suzanne Valadon retratada por Tolouse-Lautrec.

251825
Suzanne Valadon y Maurice Utrillo

Valadon y su hijo, también pintor, Maurice Utrillo.

Su estancia en el colegio dura poco. Su futuro no se aprecia nada claro y con gran optimismo. Piensa que quizás le acontezca la vida que su madre ha llevado y que su sitio estaría en cualquier casa trabajando en las tareas del hogar para otras familias o a lo que saliera en el momento.

También es época de circos, esos circos ambulantes que iban de un sitio a otro y un día que se deja ver por uno de esos espectáculos aparece uno de los encargados y le pregunta si le gustaría ser artista.

De modo que sin pensarlo y viendo que su futuro no iba a mejorar a corto plazo, decide empezar a trabajar en un circo como trapecista. Pero no dura mucho, ya que según contaba ella misma, sufrió una caída bastante grave dejando algunas secuelas en su cuerpo.

Muchas veces la vida nos da una oportunidad en forma de desgracia y en ese momento no lo sabemos pero nuestra vida cambiará para siempre.

Es entonces cuando una compañera le comenta que tenía un cuerpo bonito y ya que era muy guapa podría trabajar posando para artistas. Y es aquí, ese preciso momento cuando todo cambia. 

251829
Cuadro del Moulin de la Galette pintado por Maurice Utrillo

Típica escena parisina del Moulin de la Galette pintada por Maurice Utrillo.

De modo que comienza su andadura en el mundo del Arte posando para muchos artistas. Debido a su belleza fue una modelo muy solicitada por todos.

Se cuenta también que había mantenido relaciones con muchos de estos artistas aunque ella con el tiempo la única relación que admitió haber tenido fue la que tuvo con Henri Tolouse-Lautrec.

Como se puede ver en la serie de imágenes que presento se puede apreciar la cantidad de veces que Lautrec la pintó en diferentes momentos.

Es entonces, cuando contaba con dieciocho años, cuando se queda embarazada. Tal y como comentaba al comienzo, no sabría quien sería el padre ya que por aquel entonces tenía varios amantes, lo cual dificultó la búsqueda del padre y por otro lado los hombres con los que había estado se desentendieron totalmente.

Es aquí cuando nacería el conocido pintor Maurice Utrillo que sería quizás más famoso que su madre en vida aunque en mi opinión no tan buen artista como lo fue su madre.

251828
Obra de Pierre de Puvis para la que Suzanne Valadon posa de modo múltiple para cada figura.

Obra de Pierre Puvis de Chavannes en la que se puede apreciar la figura de Valadon representada en cada una de las figuras.

Y comienza su andadura dentro del mundo del Arte, posando para un artista muy peculiar que era Pierre Puvis de Chavannes. Artista simbolista que descubre a Valadon y se sirve de ella como modelo para una obra titulada “El bosque Sagrado” en el que todas las figuras que pinta son la imagen de la propia Suzanne Valadon.

A menudo ocurría que las modelos se convertían en amantes de los artistas o bien los artistas se enamoraban perdidamente de alguna modelo y este fue el caso de lo que le ocurrió a este pintor. Más tarde le sustituiría Renoir que por aquel entonces era joven y muy atractivo y por lo tanto también tendría un romance con ella.

De aquí quizás la mala fama con que las malas lenguas empezaron a estigmatizar a Valadon, hablando de ella muy mal. Pero si hay algo que caracteriza a Valadon es que todo esto le da igual y a la vez que posa para todos estos artistas, también aprende y esto le servirá en un futuro para dedicarse ella también a la pintura. 

251847
Imagen del taller de Suzanne Valadon en la actualidad

Fotografía del taller de Suzanne Valadon en la actualidad.

Pasado un tiempo y a la edad de dieciocho años se queda embarazada.

Este acontecimiento cambiaría su vida por completo y como he comentado antes le pasaría igual que a su madre y es que no sabría quien sería el padre ya que por aquel entonces la joven Suzanne tenía varios amantes al mismo tiempo y no supo a cual de ellos pertenecía.

Nace Maurice Utrillo que lleva un apellido español y es porque Miguel Utrillo, catalán, crítico de Arte y que vivía por Montmatre ofreció su apellido a la joven para que esta pudiera contraer matrimonio y de este modo reconocer al niño como tal aunque no se hiciera cargo de el.

Pudiera ser el padre del niño ya que fue el único que pudo reconocer al niño y mantuvo cierta relación a nivel informativo por carta donde sabía tanto de la madre como del niño ya que Miguel Utrillo regresaría a España posteriormente.

Entre todos los artistas, quizás Renoir fue el que más preferencia sintió hacia la joven, pintándola en varias ocasiones e introduciéndola en varias obras como por ejemplo “El almuerzo de los remeros”. Quizás fue la mezcla del gesto adusto en el que se apreciaba bien su visión acerca de la vida a la vez que esa piel blanca tan en contraste con esto último lo que atraía quizás más al pintor.

251848
Cuadro de Renoir, El almuerzo de los remeros.

“El almuerzo de los remeros”, obra de Pierre-Auguste Renoir en la que se puede apreciar a Valadon al fondo con la cabeza apoyada en la mano junto a la barandilla.

Aunque como decía al principio, quizás con el artista que mayor relación mantuvo y para el que más posó, fue para Tolouse-Lautrec. Al mismo tiempo, Suzanne, seguía practicando el dibujo conociendo de la mano de estos artistas todas la peculiaridades del Arte y sus técnicas que continuamente la animaban a seguir trabajando.

No hay que olvidar que el grupo de artistas impresionistas fueron los primeros que contaron con mujeres dentro de su círculo como Mary Cassat o Berthe Morisot.

Lo cierto es que la joven tenía talento y ya viendo los dibujos de este tiempo se puede apreciar como son dibujos donde el volumen y la línea son aspectos que cabe destacar.

Toma como referencia a modelos que solía ver a menudo, amigas, a su madre o a su propio hijo que dibuja en varias ocasiones. Parece ser que Lautrec y otros artistas al ver sus dibujos vieron inmediatamente que tenía talento y que podía llegar a algo por lo que se pusieron en contacto con Edgar Degas y este la aceptó como alumna al ver el talento que tenía.

Quizás le gustó la inmediatez de lo cotidiano ya que Degas era un gran seguidor de las técnicas de fotografía que por aquel entonces comenzaban a surgir.

251850
Dibujo realizado por Suzanne Valadon

Dibujo realizado por Suzanne Valadon.

A lo largo de la relación que mantiene con Tolouse-Lautrec, es cuando se hace más activa en el dibujo. De momento no trata el color y comienza solamente con dibujos. La línea es algo a destacar en estos dibujos que más adelante seguiría con la pintura.

Una línea que remarca el volumen de las figuras y los elementos a realizar y que en ocasiones nos puede recordar a Matisse o Cezanne. Toma a la mujer como referencia en sus motivos y sobre todo el desnudo femenino y el estudio del cuerpo de la mujer como tema siempre presente en su obra.

Por tanto es una muestra más de su audacia en la vida de Valadon ya que el desnudo femenino o masculino no se había tratado de un modo tan claro. Y mucho menos por una mujer, tanto es así que a las mujeres no les estaba permitido la asistencia a las clases de dibujo del natural, es de decir, de desnudo. Por tanto es otro claro signo de la personalidad de la artista. 

251852
Flores en un vaso pintado por Suzanne Valadon

Flores en un vaso pintado por Suzanne Valadon.

251851
Cuadro de un florero pintado por Paul Cezanne

Obra perteneciente a Paul Cezanne.

En estas dos obras se puede ver las analogías entre las obras de Valadon y Cezanne.

Más adelante Valadon se casa con una persona que formaba parte a la antítesis del mundo artístico, perteneciendo al mundo de las finanzas. Este hombre fue Paul Moussis.

Se va a vivir con este hombre y a lo largo de varios años lleva una vida bastante buena en lo económico dejando atrás las estrecheces y debido a que no tenía prácticamente otro quehacer en todo el día dedica más tiempo a pintar.

A su hijo le deja viviendo con la abuela y es posible que esta carencia y desprendimiento repentino durante varios años de la madre hiciera que el joven Maurice cayera en el alcoholismo. Su madre y su padrastro ante la desesperación de su dependencia le buscan varios empleos de los que acaban despidiéndole ya que era una persona muy problemática.

Hasta que decide que quiere pintar y aunque sus padres no estaban muy convencidos deciden que pruebe y entonces ocurre que tiene mucho éxito las escenas parisinas que comienzan a comprarle la obra coleccionistas de otros países.

Sus paisajes urbanos de París comienzan a ser famosos y todo el mundo que viaja a París desea comprar una obra de Utrillo. 

A los quince años ya es un bebedor y unos años más tarde será un alcohólico absoluto que nunca se recuperará. Solía pintar escenas del barrio en el que residía que era Montmatre y cuando lo hacía al aire libre colgaba un cartelito de su caballete en el que decía: ” se cambia cuadro por botella de vino”.

Esto indica el grado de alcoholismo tan grave en el que se encontraba que llegó incluso a beber alcohol puro y colonia. Como digo, Maurice Utrillo se hace muy famoso y todo el mundo quiere una obra suya cotizándose cada vez más.

Si embargo llevaba una vida con muchos altibajos ya que pintaba de manera infrecuente debido a su dependencia y lo que esto suponía. Estuvo en varias ocasiones en casas de reposo, psiquiátricos, comisarías de policía por los escándalos que formaba.

251860
Habitación en la que pintaba Maurice Utrillo

En esta fotografía actual se puede ver la habitación en la que pintaba Maurice Utrillo y en la que colocaron rejas que en la ventana de la habitación para evitar que se escapase.

Suzanne Valadon en este momento tenía una nueva relación con el pintor André Utter. Era de la misma edad de su hijo por lo que Valadon le sacaba cerca de veinte años. La artista, cansada de esta situación le hace a su hijo una habitación pequeña en la que no le deja salir obligándole a producir y a llevar una vida algo más ordenada. Esta habitación al igual que el resto de la casa se puede visitar en la actualidad. Es aquí donde le obliga a pintar y a producir y precisamente  a esta imposición su obra se malogra y pierde calidad artística.

Como es natural pintar no es fabricar algo en serie, lleva su tiempo y evidentemente con cierta disciplina y tampoco se puede llegar al desorden de Utrillo. Es decir ni una cosa ni la otra.

A la izquierda una imagen antigua del estudio-vivienda de Suzanne Valadon donde se puede apreciar el mal estado en el que se encontraba. A la derecha el mismo lugar en la actualidad.

En la obra de Suzanne Valadon hay una sinceridad absoluta. Cuando se autorretrata, no deja espacio para la imaginación ya que aparece en sus cuadros tal y como se siente o se ve en cada época de su vida.

No obstante como decía anteriormente, encierran a su hijo Maurice Utrillo para que pinte ya que debido a la gran fama y las ventas que este tiene ganan mucho dinero.

Esto les permite trasladarse y comprar un antiguo palacete donde tienen a Utrillo en estrecha vigilancia para que no cayera de un modo desastroso en el alcohol de nuevo.

Es decir, le dejaban beber pero cuidando que no dejara de lado la pintura y siguiera produciendo. Aunque pese a esto, Utrillo, abandona el hogar y se escapa en varias ocasiones acabando de nuevo recluido en hospitales o casas de reposo una y otra vez.

Esto no deja de ser algo sorprendente y el caso es que siempre se ha acusado en cierta medida a Valadon de la explotación hacia su hijo por su parte.

No obstante esto es algo que no puede asegurarse a ciencia cierta ya que este tipo de cosas tan personales no dejan de ser confusas con el tiempo y entenderse mal, con lo cual no voy a juzgar a nadie desde aquí, simplemente muestro la información recogida.

Sobre estas líneas, algunas fotografías de Suzanne Valadon acompañada de su hijo Maurice Utrillo (con bigote) y el que fuera su marido, André Utter.

Pero los días de fortuna y de gloria llegan a su fin. La relación con André Utter empieza a decaer y comienzan los problemas entre ellos incluido Utrillo.

De modo que llega la separación y ya con una edad avanzada Suzanne Valadon vuelve a vivir junto a su hijo.

El envejecimiento de la artista es algo que no lleva bien por lo que lucha contra ello retomando de nuevo la vida de bohemia en Montmatre e incluso seduciendo a jóvenes artistas pobres y que en sus comienzos se dejaban llevar por ella.

251831
Autorretrato de Suzanne Valadon

Uno de los últimos autorretratos que la artista realiza en el que se puede observar cómo se muestra de un modo sincero y sin ocultar el paso del tiempo en su rostro.

Y es en esta época cuando conoce a Gazi-Igna Ghirei, o Gazi el Tártaro que según parece provenía de Crimea y era descendiente según contaba del famoso guerrero y conquistador mongol Gengis Kan.

Esto último no se sabe muy bien si es cierto o no o era por llamar la atención. Aunque pintor, el se ganaba la vida en los locales de Montmatre tocando la guitarra.

Es una figura algo misteriosa y que acompañó a Valadon durante su últimos años de vida. El siete de abril de 1938 en París y a los setenta y dos años de edad, Suzanne Valadon muere.

Antes, casi obliga a su hijo Maurice Utrillo a casarse con una amiga suya que se había quedado viuda y que esta se había enamorado de el. A ella le pareció bien ya que sabía bien que su hijo solo se abandonaría al alcohol y quizás esta mujer le tendría algo mas controlado.

251855
Suzanne Valadon pintando en su taller

Fotografía de Suzanne Valadon a una avanzada edad frente a un cuadro en su taller .

Esta mujer con un nivel económico muy alto le saca de París y se lo lleva al sur de Francia, lejos de los ambientes que el frecuentaba.

Aunque le dura poco ya que se escapa de nuevo y vuelve a la vida del alcohol y la noche convirtiéndose en una especie de personaje conocido por todos y que a veces se le veía pintado por la calle y en otras ocasiones amanecía en cualquier acera durmiendo. Utrillo pinta y vuelve a pintar una y otra vez los cuadros que le han dado más éxito.

En realidad yo creo que lo hace más bien para ganar algo de dinero para la bebida que por el arte en si. De este modo sigue vendiendo y los turistas que vienen a París quieren llevarse un cuadro de Utrillo como recuerdo de sus días por la ciudad, pero lamentablemente se convierte en un artista muy repetitivo sin apenas evolución en su pintura.

Muestras de algunas de las obras que se pueden encontrar en el catálogo que tengo de Suzanne Valadon en Pinterest.

Tres películas que a modo de documental y que se solían poner en los cines antes de las películas, narran algunos de los momentos en la vida de Maurice Utrillo y que incluye uno que narra las exequias por el fallecimiento del artista.

Utrillo moriría el cinco de noviembre de 1955. Sin embargo la obra de Valadon no fue reconocida ni valorada hasta años más adelante cuando las mujeres comienzan a tener un espacio cada vez mayor en el panorama artístico y es posible que a través de la obra de su hijo se descubriera.

Estamos ante una obra magnífica que merece la pena conocer y estudiar donde se retrata a la mujer en sus más variados ámbitos vista por la mirada de una mujer absolutamente libre en todos los sentidos.

Artículo
Suzanne Valadon, la independencia de una artista en el París de la Belle Époque
Titulo del artículo
Suzanne Valadon, la independencia de una artista en el París de la Belle Époque
Descripción
La vida y obra de Suzanne Valadon en un artículo extenso lleno de detalles sobre la trayectoria y el legado artístico de esta pintora independiente.
Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.