Botn VOLVER

Madre e hijo contemplando el mar

Retrato de un cuadro de una madre con un niño contemplando el mar. 

10591
Cuadro de una mujer contemplando el mar con su hijo.
Si desea información sobre este cuadro o desea solicitar presupuesto para un cuadro por encargo o que está vendido puede escribir a ruben@rubendeluis.com. También puede llamar o enviar un mensaje Contactar con Rubén de Luis mediante WhatsApp al teléfono 616 46 21 58
Título:  Retrato de una mujer de espaldas con su hijo contemplando el mar.
Medidas: 70×60 cms.
Técnica: Oleo sobre lienzo
Precio: VENDIDO
Envío: Gastos de envío GRATIS a toda España.
El envío adjunta un certificado de autenticidad de al obra firmado y sellado por el artista.


Como motivo de este cuadro una escena muy sencilla. Una mujer se acerca a la orilla del mar a contemplar el mar. Probablemente se acerca a mostrar al niño el mar, sus olas con la certeza que a este le gustará verlo.

Mas allá del simple motivo de unas figuras ante el mar hay algo más en la escena que a menudo de este u otro modo podemos ver en cualquier playa. Las personas nos acercamos al mar como el que se acerca a un ser vivo que en cierta medida es así por la gran cantidad de vida que hay en el.

Pero si observamos en las escenas de playa hay un diálogo, los niños se acercan a el, le gritan o tiran piedras ante las olas que se acercan o se dejan envolver en la orilla del mar por la espuma mientras que las personas de más edad nos acercamos a el con la intriga de resolver el misterio que nos aporta la inmensidad de su horizonte o la profundidad de sus aguas preguntándonos lo que en el fondo albergará.

Es el retorno a los orígenes, todo lo que nos muestra el mar en la orilla, conchas, algas, piedras con elementos primitivos que nos recuerdan de donde procedemos por eso quizás hay una cierta atracción instintiva ante el mar.

El cuadro muestra la figura en el centro de la composición y sin línea de horizonte se cubre todo de mar, de espuma en diferentes tonos de color verde que combinan con la ropa de la mujer. Me gusta mucho pintar los efectos de luz, de sombra que las figuras generan, es muy interesante el movimiento de un caminar pausado hacia la orilla pero con decisión para mostrar a su hijo una de las maravillas que está ahí para nosotros, un regalo que la naturaleza nos ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.