Botn VOLVER

Cuadros de amaneceres y atardeceres

Una vez realizada una serie de cuadros de atardeceres y amaneceres he pensado en presentarlos en este comentario ya que tiene mucha lógica verlos al mismo tiempo.

Se trata de algunas acuarelas y oleos en los que he trabajado en los últimos tiempos y que muestra la luz en esos momentos del día tan especiales.

Ver galería.

20 febrero 2016.

Como en otras ocasiones he comentado las ultimas palabras del artista J.M.W. Turner fueron «El Sol es Dios».

 Desde un punto de vista figurado no le falta razón ya que el Sol determina nuestras vidas pero más allá del factor social están los motivos artísticos.

Presento una serie de cuadros en los que el Sol es el protagonista absoluto en cada cuadro.

He pintado en los últimos meses cuadros al oleoacuarelas de diferentes momentos en los que el Sol captura nuestra atención y se muestra como elemento principal de cada cuadro.

Cuadros de pequeño formato o mayor tamaño en los que se aprecia una luz que evoca diferentes cosas.

Recreo momentos muy distintos en el día tanto al amanecer como al atardecer en los que la luz y la sombra van de al mano creando contrastes fuertes.

Se trata de un estudio de la luz y de cómo cambia el paisaje y lo que nos aporta en ciertos momentos del día.

Pintar este tipo de cuadros también tiene como añadido una dificultad y es el pintar la luz y sus efectos en un momento determinado lo cual a veces no es fácil.

Se trata de un pequeño reto pero eso siempre es un atractivo para mi.

Pintar los matices de color y de luz que en ocasiones son muy sutiles no es fácil.

Se trata de una serie de cuadros en los que diferentes fenómenos crean efectos muy peculiares.

Muchas de estas escenas las hemos vivido alguna vez pero no siempre las apreciamos debido a nuestro modo de vida en ocasiones rápido.

Merece la pena pararse a mirar de vez en cuando ya que son momentos únicos y están ahí para nosotros.

Pintar este tipo de cuadros de atardeceres o amaneceres también implica que según la técnica que se utilice puede inspirar o evocar algo muy diferente.

En esta selección de cuadros realizados en los últimos tiempos se pueden ver acuarelas y oleos.

Con acuarelas se puede realizar un estudio de la luz muy complejo igual que con óleo aunque quizás al ser una pintura al agua lleve alguna complicación mas debido al manejo del color pero tiene el atractivo de poder realizar atmósferas distintas en un mismo cuadro.

Utilizando diferentes capas de color y pintando transparencias o veladuras.

En estos temas la luz del sol crea muchos matices de distintos tonos y tonos muy diferentes en cada color que se van mezclando entre si.

Se trata de saber la cantidad de agua y color que hay que añadir en cada zona y en cada paso.

No hay una medida para esto sino la experiencia y la intuición de modo que con el tiempo se averigua sin problema cuál es la medida justa.

Con los cuadros al oleo ocurre algo distinto. Aunque también se pueden crear las mismas atmósferas y recoger el ambiente y el momento de luz deseado la pintura se maneja de un modo muy distinto.

También requiere más tiempo , no es tan inmediata como la acuarela y se trabaja de oscuro a claro mientras que con acuarelas es de claro a oscuro.

De modo que ambas técnicas tienen procesos diferente pero el fin es el mismo.

Es decir, para mi lo importante es aportar y transmitir lo mismo con ambas técnicas y que no exista mucha diferencia en el resultado final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.