Slide OLEOS Y ACUARELAS Información y encargos escribiendo: Rubén de Luis Llame o envíe un mensaje al ruben@rubendeluis.com Arte en Internet
desde siempre
y le atenderé personalmente Contacta con Rubén de Luis mediante WhatsApp 616 46 21 58 Volver a la página principal

Botn VOLVER

Cuadro de Maxime Maufra. "Mañana a pie de los acantilados en Camaret Sur Mer"

Maxime Maufra, el color y la luz de Bretaña

Maxime Maufra , la consistencia del color y la luz de Bretaña

Uno de los artistas más desconocidos y a la vez más representativos de la pintura de paisaje de la Escuela de Pont Aven.

Maxime Maufra para mi se encuentra entre los artistas que más admiro. Me ha ocurrido como con muchos otros pintores una evolución especial en cuanto a la admiración y gusto por la obra de este pintor que bien merece la pena conocer.

Creo que se trata de un artista con un modo de pintar muy peculiar, lo que lo hace único y original.

Como decía, a medida que he conocido la obra de este pintor me ha ido cautivando más y me ha gustado más.

No siempre fue así ya que el principio, he de reconocer que tenía demasiados prejuicios respecto a este artista por su falta de dibujo en la composición de algunas de sus obras.

Pero a medida que he ido conociendo más obra y la he analizado detenidamente estás sombras de duda se han ido desvaneciendo dejando ver el gran talento y la consistencia en la pintura de Maufra.

Creo que hay artistas que por su fuerte personalidad en el modo de pintar y representar un entorno determinado y utilizando una técnica especial hacen que se cree una especie de dependencia poco a poco. A mi me suele ocurrir con la obra de artistas no demasiado conocidos si hablamos de Post-Impresionismo.

Comienzo a observar y a descomponer la obra en lo que menos me gusta, (quizás sea una deformación propio al ser también artista), luego continuo desechando algunas obras que tampoco me encaja en mi modo de entender la pintura. Más adelante continuo con las obras que más me gustan y finalmente me gustan todas y acabo desesperadamente intentando encontrar por todos los medios más obras que admirar.

Es algo que es inexplicable, se apodera de ti poco a poco y al final te gusta muchísimo la obra de ese artista. Quizás sea el conocimiento que siempre va de la mano de la admiración.

Todos conocemos a Paul Gauguin pero si hablo de Maufra me suelen mirar con extrañeza, sin embargo no solo fueron contemporáneos uno del otro sino también amigos que compartieron puntos de vista y trabajos. 

249122
Cuadro al oleo de Máxime Maufra. La entrada del puerto en Port-Goulphar, Belle-Île-en-Mer 1909 Óleo sobre lienzo . 51 x 65,5 cm
Sobre estas líneas una obra que se puede encontrar en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid.
«La entrada del puerto en Port-Goulphar, Belle-Île-en-Mer» 1909
Óleo sobre lienzo, 51 x 65,5 cms.
Más detalles sobre esta obra pulsando este enlace
Maxime Maufra nació en Nantes el 17 de mayo de 1861.

Llevó a cabo sus estudios de pintura junto a pintores como Charles Lebourg y Charles Le Roux que le orientaron un poco técnicamente y a nivel de composición. No obstante esto fue después de que su padre intentara hace de él un hombre de negocios.

Como en muchos otros casos en la Historia del Arte y en especial en la época del Impresionismo y Post-Impresionismo, sucede que dentro de una rama familiar extensa de repente aparece camuflado un artista al que en un primer inicio la familia, intenta convencer al artista, o mas bien obligarle (eran otros tiempos) antes de cometer la insensatez de dedicarse a la pintura.

249153
Paisajes anegados por las aguas de los ríos, algo propio en la pintura de Maufra
A día de hoy sigue ocurriendo pero hay otros medios.

Es curioso porque es en este periodo de la Historia cuando más artistas nacen y abandonan las bondades de una vida cómoda para dedicarse a la pintura.

Como comentaba unas líneas arriba al joven Maufra se le envía a Inglaterra a ser un próspero hombre de negocios pero lo que hace el futuro artista cuando llega es dedicarse a air a la National Gallery a descubrir la pintura de John Constable y J.M.W. Turner ante la cual queda profundamente impresionado al igual que muchos artistas del periodo del Impresionismo.

Esa pintura que retrata la violencia de la naturaleza en ocasiones con una técnica nueva, poco usual, y muy suelta y dinámica. Es entonces cuando está más convencido que nunca que su lugar se encuentra en la pintura.

De este viaje por Inglaterra se trae ese convencimiento de querer dedicar su vida a la pintura de un modo pleno, aunque aún tendrían que pasar seis años antes de que pudiera hacerlo estudiando en París.

Creo que debió pensar que había una similitud importante entre los paisajes que había visto en Inglaterra con los de Bretaña en Francia, en concreto en Pont Aven de donde saldrían grandes artistas como el citado Gauguin, Gustave Loiseau, Henry Moret o Emile Bernard. El cambio hacia la pintura no fue radical, al comienzo compaginaba el arte junto con el negocio familiar participando en el Salón de París que era un modo de dar a conocer su obra en aquel momento.

249152
Dibujo a modo de boceto. Maxime Maufra
El Salón era la única oportunidad en aquel entonces para cualquier artista que quisiera dedicarse a la pintura. Aunque en esta época existía también el Salón de los Independientes creado por Albert Dubois-Pillet y que poco a poco fue acogiendo la obra más contemporánea que venía empujando fuerte. 

Parece ser que al jurado le pareció que su pintura estaría mejor ubicada en el Salón de los Independientes que fue una muestra que algunos artistas como los puntillistas Seurat o Henri Edmond-Cross participaban en el.

Dicha muestra se había formado por artistas contemporáneos en el año 1884 para exponer sus obras sin la rigidez y normas de un jurado sino libremente y bajo otros criterios que dejaban a los artistas más libertad para exponer sus obras.  Este Salón a día de hoy se sigue celebrando en París. 

 

249094
El pintor Maxime Maufra pintando en Saint-Pierre Quiberon
249093
La casa del pintor Maxime Maufra en Kerhostin
De Maufra se decía que no era «ni alumno ni maestro de nadie». Esto sin duda describe su pintura asociada a su carácter absolutamente independiente. 

Por ello su pintura es muy auténtica, por más que se mira no se logra una similitud con otros artistas incluso con su amigo Gauguin. Es una pintura muy audaz para la época, en su modo de utilizar el color y cómo lo emplea sobre el lienzo. Hay composiciones y dibujos que nos llevan al Expresionismo abstracto sin duda y que se alejan mucho incluso de su propia obra por la que se le conoce.

Sin embargo es un artista que no abandona una línea de trabajo, tanto en la técnica como en los temas. Motivos casi siempre en los que el agua es protagonista.

Cursos de ríos, estuarios, inundaciones provocadas por ríos que se desbordan, bahías y por su puesto el mar, con esos barcos de la pesca del arenque propios de las costas de Bretaña y Normandía con las velas rojas. Playas de atardeceres infinitos con una mezcla de colores que sólo un maestro es capaz de lograr. 

La composición y realización de sus cuadros es mucho más consistente a la de sus predecesores impresionistas, pero la claridad en muchas de sus obras es un denominador común. Creo que Maufra abre una brecha entre el Impresionismo y el Expresionismo. Es un artista a medio camino entre una etapa y otra.

249147
Anochecer en el Mar. 1909. Oleo sobre lienzo. Maxime Maufra
El artista quiere recuperar y según su propio pensamiento, encontrar el equilibrio entre la naturaleza y su estilo pictórico. Por ello solía recorrer lugares poco frecuentados en la región de la Bretaña y compra una pequeña cabaña en el pueblo de Kerhostin cercano a Quiberón que utiliza como base para pasar largas temporadas y recorrer esta zona en busca de motivos que le atraigan por eso de algún modo. La búsqueda de lo primitivo en la naturaleza y pasarlo a la pintura con su estilo tan característico.

Por ello en su obra encontraremos en muchas ocasiones marinas y escenas de mar o de ríos y paisajes donde el motivo urbano rara vez es protagonista de su pintura ocupando todo el tema la propia naturaleza y los efectos que produce en el paisaje que contempla.

Debido a este motivo, son frecuentes ver escenas de tormentas, mares con tempestad y barcos pesqueros que zozobran y luchan contra temporales en alta mar. 

249148
El artista quiere recuperar y según su propio pensamiento, encontrar el equilibrio entre la naturaleza y su estilo pictórico. Por ello solía recorrer lugares poco frecuentados en la región de la Bretaña y compra una pequeña cabaña en el pueblo de Kerhostin cercano a Quiberón que utiliza como base para pasar largas temporadas y recorrer esta zona en busca de motivos que le atraigan por eso de algún modo. La búsqueda de lo primitivo en la naturaleza y pasarlo a la pintura con su estilo tan característico.

Por ello en su obra encontraremos en muchas ocasiones marinas y escenas de mar o de ríos y paisajes donde el motivo urbano rara vez es protagonista de su pintura ocupando todo el tema la propia naturaleza y los efectos que produce en el paisaje que contempla.

Debido a este motivo, son frecuentes ver escenas de tormentas, mares con tempestad y barcos pesqueros que zozobran y luchan contra temporales en alta mar. 

Maxime Maufra amó profundamente el paisaje, el mar, los ríos y toda la fuerza y la belleza que puede crear la naturaleza y lo representó así en sus cuadros a lo largo de su vida. Dejó una herencia pictórica muy importante para las siguientes generaciones de artistas y a la vez gran cantidad de obras que hoy día tienen gran cantidad de seguidores en las casas de subastas en todo el mundo. 

Un 23 de mayo 1918, el artista se encontraba pintando en la localidad de Poncé a orillas del río Loira cuando de repente un ataque al corazón acabó con la vida de Maufra dejándolo medio sumergido bajo las aguas. Las mismas aguas que tantas veces había pintado y que esta vez le envolverían para siempre.  

Álbum con muchas de las obras del pintor que se puede visitar en mi colección de Pinterest.

Artículo
Maxime Maufra y la luz y el color de Bretaña
Titulo del artículo
Maxime Maufra y la luz y el color de Bretaña
Descripción
Un artículo acerca del pintor post impresionista Maxime Maufra en el que se analiza la obra y la vida de este pintor que forma parte de la Escuela de Pont Aven. El artículo está ilustrado con imágenes y un vídeo.
Autor
Publisher Name
Oleos y Acuarelas, Rubén de Luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.